Ana Palacios

Estaba harta de dietas y pasar hambre. Siempre el mismo patrón, pocas calorías, poca cantidad, poca variedad, y menos resultados. Y, al final, aburrimiento y desidia. Los kilos se estaban convirtiendo en tal problema que cada vez quería salir menos, me relacionaba menos y me avergonzaba comer en público, porque siempre caía el típico: no comas eso que así estás tan gorda.

Perdiendo miedos y ganando seguridad, confianza, vida y salud. ¡Y siempre con una sonrisa!.

Conocía a Marisol y conocía su cambio, pero me daba miedo preguntar pensando que sería otra dieta más. Ella me dijo: tranquila, sólo te voy a enseñar a comer. Y aquí estoy con 18kgs menos, feliz como nunca he sido, comiendo, bebiendo, disfrutando. Perdiendo miedos y ganando seguridad, confianza, vida y salud. Y siempre con una sonrisa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies